Comunicado de “Europa Laica” sobre religión en la escuela.

RELIGIÓN EN LA ESCUELA
EUROPA LAICA RECTIFICA A LOS OBISPOS MIENTEN EN CUANTO AL ALUMNADO QUE SOLICITA RELIGIÓN CATÓLICA
Ofrecen una cifra de 70,2%, cuando en realidad no llega al 50%, según datos oficiales

           El descenso de los alumnos de religión alarma a los obispos
Los matriculados en la materia han disminuido un 0,8% respecto al último año. Información de la Conferencia Episcopal Española, a través de diversas fuentes periodísticvas.13 de marzo de 2012. Los datos que proporcionan es que cursan religión: 4.696.247 alumnos. Situando el porcentaje en un 70,2%. Detalle en: http://www.laicismo.org/detalle.php?pk=13394

         La realidad es muy distinta a la que propagan los obispos: De los datos oficiales, por CCAA, que nos ofrecía el último informe anual publicado por el Consejo Escolar del Estado (página 646. Cuadro IV.2.11.1), referido al curso 2009-2010. El número de alumnado no universitario que cursaba religión católica en el conjunto de las CCAA, en la enseñanza pública y privada era de 3.128.358, de un total de 6.795.938 (sin contabilizar el primer ciclo de infantil), ello nos situaba en un porcentaje de alumnado que no cursaba religión de un 46%, salvo que los datos que ofrece este organismo y el MEC no sean correctos. Como se observa las cifras son sensiblemente inferiores a las que difunden los obispos. Y según los datos que constan en poder de Europa Laica, en el presente curso escolar, sin datos oficiales todavía, es que el descenso ha sido aun mayor.


                   El que se ofrezca clase de religión y catequesis en los centros de enseñanza de titularidad pública y en aquellos sostenidos con fondos públicos, (aunque tengan ideario católico), además de atentar contra principios constitucionales y de derechos de la infancia básicos, al discriminar al menor, por razón de creencias y convicciones, está generando una gran cantidad de problemas en la organización de los centros y rebaja las horas de las enseñanzas curriculares en una media de un 10% del tiempo lectivo, lo que supone en todas las etapas obligatorias de primaria y secundaria: 1.100 horas lectivas perdidas por todos los alumnos, prácticamente un curso completo. Más del 50% del alumnado permanece secuestrado en los centros sin hacer nada, hecho lamentable e ilegítimo y más cuando de menores se trata.

                    Además, supone un gasto de 600 millones€/año, para hacer proselitismo religioso, que se deberían dedicar a incrementar en más de DIEZ MIL las plazas del profesorado, para las materias curriculares para todos.
                        Contrariamente a la campaña de los Obispos muy agresiva y con enormes medios propagandísticos que pagamos entre todos, en la que piden a las familias que soliciten religión católica. Europa Laica sugiere todo lo contario, que no se solicite religión en la escuela: Cuantos menos asistan a religión, estaremos más cerca de que se impartan más horas de matemáticas, ciencias, idiomas, lengua, arte y creatividad, educación física, filosofía, ética, nuevas tecnologías, etc. La catequesis y la formación en cualquier religión, se ha de hacer, libremente, en los lugares religiosos y de culto y, en su caso, en el ámbito familiar, NO en la escuela.

 Así que instamos a los Poderes Públicos a:
QUE LA RELIGIÓN SALGA DE LA ESCUELA
QUE SE ANULEN LOS ACUERDOS ENTRE EL ESTADO ESPAÑOL Y LA SANTA SEDE DE 1979, EN MATERIA DE ENSEÑANZA.

Anuncios

26 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

26 Respuestas a “Comunicado de “Europa Laica” sobre religión en la escuela.

  1. Bastiat

    Yo estoy de acuerdo en que no tiene porqué haber religión en la escuela pública…. pero es que lo que yo creo es que todos los ciudadanos tendrían que poder elegir libremente y a cargo del Estado, puesto que pagan impuestos para ello, el centro educativo que consideraran oportuno para que sus hijos sean educados.

    El que quiera ir a un colegio de “curas”, que lo lleve, y el que quiera ir a una cooperativa anarcosocialista que lo haga….

    Si defendemos el derecho a la educación y que ese derecho lo defienda el Estado lo que no podemos hacer es consentir que el Estado imponga el modelo de educación.

    Es decir, no estas de acuerdo en que haya religión en los colegios…. ¿Y porque no? ¿no tienen derecho los padres de los alumnos que pagan sus impuestos a decidir qué tipo de educación vayan a recibir sus hijos?

    • Vivimos en un Estado aconfesional, por más que la Iglesia Católica cuente con enormes privilegios. Considero que la escuela pública debe centrarse en un conocimiento científico o histórico riguroso y no servir de plataforma a creencia alguna. Para ello está el ámbito familiar y particular de cada cual.Que el desde a adinistración educativa pública se respalde una creencia religiosa, tal y como hemos padecido durante decenios, me parece fuera de lugar en un estado moderno.
      Gracias por la corrección de tu comentario.

      • Bastiat

        Vaya… creí que ya no me iban a contestar….

        Vivimos en un estado aconfesional y creo que así debe ser. Pero vivimos en un estado donde se garantiza la libertad religiosa, y así debe ser.

        Y vivimos en un estado dónde con los impuestos de todos se paga la educación de nuestros hijos, de los de cada uno y los hijos de todos. Pero es ahí donde el argumento falla.

        Los hijos no son de todos los españoles sino de sus padres. Y deben ser sus padres los que decidan el cómo se educan sus hijos, en el ambiente y en la moral que consideren oportuna.

        Por eso es por lo que pienso que o bien la escuela pública acoge esas peculiaridades que los padres entiendan que se han de defender, o se ha de permitir, no, promocionar, el que haya mayor libertad para los padres a la hora de elegir colegios. Es decir, elegir idearios, moral y/o religioso, metodología y disciplina.

        Si sólo se educa bajo un patrón ese patrón será el impuesto por el estado y entonces no sólo no estaríamos garantizando una educación en libertad sino que nos estaremos cargando la propia libertad.

        Yo no defiendo la educación en colegios privados, concertados, religiosos o no, defiendo la libertad de crear centros educativos que puedan ofrecer a los padres opciones entre las que elegir.

        Creo que es derecho de los padres poder elegir cómo educar a sus hijos y creo que una vez que el Estado impone cargas fiscales a todos con el fin de garantizar el derecho a la educación lo suyo es que sea el Estado quien contribuya a garantizar esa libertad de elección.

      • Según esa lógica si un grupo de padres solicitaran un centro basado en principios filonazis, la administración habría de atender a su petición. La afirmación de que los hijos son de los padres es ciertamente relativa. ¿Debe responder la administración a la “petición” ( ¿es ésta real?) de creación de centros presididos por cualquier tipo de ideología? ¿Opus, Legionarios de Cristo, CyL, etc.. deben beneficiarse de nuestros impuestos? Hay centros en Madrid, subvencionados por los impuestos de todos, que harían las delicias (con algunos pocos retoques) de gente como Ahmadineyad en lo que ha integrismo se refiere.

      • Bastiat

        Según tu respuesta han de quedar igualmente relegados aquellos centros que quisieran una educación basada en el Corán, en la Torah.,…. o en el Capital de Marx, es decir todo texto ideológico debe ser proscrito.

        Sólo que …¿quien decide qué ideología ha de primar en la escuela?

        Yo, que me he hojeado una buena cantidad de libros de texto, no los de Educación para la Ciudadanía, parto de la base de que el estado no debe imponer ninguna ideología, como comprenderás, he visto en ellos una gran cantidad de conceptos socialistas en vez de conceptos que defiendan la libertad y la propiedad privada.

        De tal forma que me demuestra eso que el Estado sí que está legitimado para imponer una tipo de educación y proscribir otra. Con lo cual, siendo el estado gobernado por quien ha elegido el pueblo, según tu forma de pensar, si ganara un partido ortodoxo cristiano…. debería poder imponer una educación ortodoxa cristiana, puesto que si gana un partido socialista puede imponer una ideología socialista.

        Es más, imagina que en España, debido a los movimientos migratorios actuales, se acabara por necesitar el apoyo para sustentar el gobierno de un partido musulmán…. ¿Ello legitimaría que toda la educación estuviera marcada por la doctrina musulmana?

        Yo no pido eso. Pido que pienses en tu lógica y pienses si eso garantiza la libertad de elección de los padres y la libertad individual en vez de la imposición por parte del estado, según tú legítima, de la ideología por parte del partido gobernante.

      • Ciertamente no encuentro ese sustrato ideológico en la escuela pública. Creo que se caracteriza, en ese sentido, por un caracter bastante neutro y objetivo. Eso sí, si acaso se procura despertar el espíritu crítico y no fomentar la docilidad. En todo caso, la elección de libros de texto no viene impuesta por nadie sino que se decide libremente por cada departamento didáctico con total autonomía. No es así en algunos centros a los que me refiero en este blog, dónde la obediencia a la jerarquía es la ley y principio fundamental. No estoy por proscribir nada (o casi nada) ahora bien, que quien desee una educación con determinadas características (sectaria, segregada, elitista) no debería esperar que se la paguemos entre todos como ahora sucede. Te aseguro que en los centros públicos no se impone (desde arriba) ideología alguna. Ese mecanismo no existe, simplemente. Ahora, cada profesor cuenta con libertad -dentro de los parámetros de la profesionalidad- para ofrecer un posible enfoque. Pero es que afortunadamente vivimos en un país libre…

  2. Bastiat

    Pues he discrepar. Los textos están marcadamente sesgados hacia la ideología de la izquierda. Una cosa es que Ud. como seguidor de esa corriente no lo ve o no quiera verlo pero es así. Y es así porque dentro de la educación pública, pero sobre todo, dentro de las editoriales, que ponen a disposición de los profesores los libros de texto, Santillana, Anaya, son editoriales con ese sesgo. Editoriales que viven viviendo muy bien tanto con la modificación de los temarios cada poco tiempo, haciendo imposible el que los libros pasen de hermanos mayores a menores o que, ahora, con el que los libros sean “gratuitos” para los alumnos, al precio negociado por las editoriales “libremente”, se les añaden cuadernos de tareas cuya finalidad es “consumirse“cada curso para cubrir la “disminución de ingreso” por ese método.

    Por otro lado el comentario marcadamente despectivo hacia otras formas de educación caracteriza su forma de opinar: “sólo la educación pública es de calidad… incluso democrática”. Pues mire Ud. ese puntin de soberbia se lo podría ahorrar. Lo cierto y verdad es que métodos educativos hay tantos como profesores, y el hecho de que en un centro se opte mayoritariamente por uno o por otro no es cuestión de cuestionarlo por los principios ideológicos de unos o de otros sino por los resultados.

    Y como la libertad de elección ha de primar por encima de la imposición del modelo único impuesto por el Estado es lo que debemos pedir. Y eso no es ni bueno ni malo, es simplemente libertad de elegir. ¿No estamos en un país libre? Pues si estamos en un país libre en el que por medios de los impuestos se paga la educación de todos lo suyo sería garantizar esa libertad educativa garantizando esa libertad de elección

    Ignoro qué de malo puede Ud. ver a que haya padres que quieran llevar a sus hijos a colegios segregados, que opten por una educación con un marcado carácter ideológico o moral, o que busquen un cierto nivel elitista. Todos los ciudadanos pagamos los impuestos con los que se costea la educación. Por tanto todos los ciudadanos tienen derecho a que la educación de sus hijos sea mantenida por el estado de igual manera para garantizar esa libertad de elección. El que el Estado sólo pague una, la suya, y que tenga un marcado sesgo, el suyo va en contra de la libertad y, sobre todo, puesto que Ud. ya lo menciona, y puesto que esos padres forman parte de ese “entre todos” que pagamos la educación, esos padres que quieren una educación distinta tienen le mismo derecho.

    Y por cierto. La Profesionalidad no la juzga uno mismo, sino quien le paga.

    • Me atribuye el seguimiento a una ideología sin conocerme. El mismo argumento que esgrime es aplicable a usted. Yo podría decir que, desde su inamovible posición de derechas cualquier aspecto, por objetivo que sea, le parece a usted propaganda bolchevique. Si por ejemplo, usted cree que los informativos de Intereconomía son objetivos, pues es normal que todo lo que le digo le parezca salido de la boca de Stalin o del mismísimo Mefistófeles. Espero que, afortunadamente, no sea ése su caso. Supongo que al hablar de los textos educativos se refiere a los libros de historia, una asignatura entre muchas otras. Si espera encontrar una gloriosa Historia de España al estilo del franquismo, pues claro, no la encontrará. Si eso le parece de izquierdas, qué puedo decirle!! Vuelvo a asegurarle que las editoriales son empresas serias no aparatos de propaganda, y son muy variadas con las que se trabaja en los centros. En todo caso, su elección no viene impuesta por nadie. Hay profesores de toda tendencia porque, afortunadamente, para su selección han de superar una prubas objetivas y no una “entrevista personal” en que se le interroga sobre sus creencias como sucede en otros centros. El profesorado de la pública no lo integran airados revolucionarios, ni diablos con cuernos, sino ciudadanos normales que también son padres y madres, gente de lo más común. No se equivoque, no denigro ningún tipo de educación, pero defiendo una educación pública y democrática de calidad para todos frente a los ataques a los que se ve sometida por quienes quieren hacer de este derecho un negocio. Y si denuncio algo, es que determinados centros basados en principios muy extremistas, que cobran por sus servicios, sean especialmente favorecidos y reciban, además, dinero público.
      La libertad de elección que con tanto ardor se enarbola por algunos no encuentro que tenga tantos defensores a la hora de discutir, por ejemplo, sobre el matrimonio sin distinción de sexos, o sobre la libertada de la mujer a la hora de tener o no hijos. ¿Tenemos libertad de elección para encontrar trabajo?, ¿Para encontrar una vivienda? La libertad de elección educativa existe, pero ¿puede o debe el Estado responder con sus medios a cada demanda por extrambótica o extremista que ésta sea?

      • Bastiat

        Como tengo cierta experiencia en esto del debate de internet me ceñiré al asunto de la educación y no a sus idas sobre la libertad tan pintorescas.

        Mire. Sus ideas en concreto me importan poco. Me importan que Ud. teniendo ideas contrarias a las mías, si es que es así, intente educar a mis hijos en ellas y contra las mías. Y eso será así mientras yo no pueda elegir el centro educativo en el que escolarizar a mis hijos. En el que espero que el centro en cuestión elija y seleccione a sus profesores conforme al ideario por el que yo le elegido ese centro. Si no fuera así, simplemente me cambiaria de centro….No entiendo como puede hacerme categoría de su argumento lo que precisamente a mi mas me gusta. Quiero poder elegir con quien se educan mis hijos.

        Con el sistema actual no. Con el sistema actual es la megaestructura pergeñada por el Estado para “educar” a sus ciudadanos que puede ser usado para adoctrinar como ha demostrado el intento del engendro de “educación para la ciudadanía”. Un envoltorio lujoso, por el nombre, para una aberración democrática.

        ¿Como puede, por tanto, pretender una educación pública y democrática de calidad cuando se ha producido semejante atentado a la calidad democrática de la educación?

        Por otro lado las empresas son empresas… parece mentira, y son empresas que viven de vender los libros que el ministerio y las distintas consejerías de educación dictan como apropiados. Y si no quiere aceptar la realidad de que esas dos empresas que le cité tienen un marcado carácter socialista… ¿qué quiere Ud. que le diga? A las pruebas me remito.

        El hecho de que haya centros educativos, extremistas según Ud., no en vano habla de mi “inamovible posición de derechas” como si hubiera entendido algo al leerme, que va a ser que no, o como si Ud. esté intentando acercar posturas conmigo, que va a ser que tampoco, incluso me temo que Ud. es mucho más inamovible que yo, que cobren por sus servicios, reciban dinero público o no… le vuelvo a repetir… Sus clientes contribuyen, y muchas veces mucho mas que otros, a la educación pública de este país. ¿No tienen derecho a recibir una parte de lo que contribuyen? ¿Es que el pagar impuestos, es decir, estar obligados a contribuir bajo pena de cárcel o de embargo, no es ya suficiente como para que sólo tengas derecho a recibir si aceptas estar sometido al sistema público?

        Yo no pido que el estado provea, es decir, que ponga un colegios para cada orientación ideológica o moral, sino que permita que se puedan crear tantas empresas como el mercado pueda mantener pagando él un precio estipulado por alumno en lo que se llama, y en Suecia ya lo tienen, Cheque Escolar.

        Lo que Ud. llama derecho es a la educación no a que sea obligatoriamente prestada por funcionarios.

  3. profe de mates

    No hay grupo de profesores más variopinto que el de un claustro de una escuela pública. Llegamos a los centros después de oposición y concurso de méritos y aunque nos gustaría elegir el centro en el que queremos impartir nuestras clases, (por afinidad con el proyecto educativo, por ejemplo), lo cierto es que terminamos en el que dictamine nuestra puntuación en el baremo. Convivimos, en los mismos departamentos, personas ideológicamente más afines o menos. Cada cual elige con quién tomarse el café, pero en los departamentos y en el claustro han de tomarse decisiones colegiadas en las que priman, ante todo, los criterios pedagógicos. No existe un “desde arriba” que obligue a hacer las cosas de un determinado modo, pero sí un “de igual a igual”, entre compañeros, que tampoco permite hacerlas a capricho. Esto exige un ejercicio serio de respeto y ¿por qué no decirlo? de profesionalidad.

    El profesional y su saber hacer son los que mejor saben de su profesionalidad. También sus compañeros y, por supuesto, sus alumnos y las familias de sus alumnos. Eulen, la gran empresa de servicios de limpieza, entre otros, está diversificando su actividad. Ahora participa en escuelas infantiles que se están privatizando, no sólo en Madrid, sino también en La Rioja, por ejemplo: http://www.rioja2.com/n-67836-3-Eulen_SA_gestionara_escuela_infantil_Casa_Cuna . Eulen puede que ponga el dinero, pero mis alumnos, mis compañeros, las familias, la inspección educativa y yo sabemos más de profesionalidad en este campo que Eulen. Tener el dinero no significa, en ningún caso, ser el poseedor absoluto del criterio de profesionalidad.

    • Bastiat

      Es cierro. Sr. Profe de mates que en una escuela pública hay mucho y de todo. Lo cierto, también, es que a mi me gustaría poder elegir a quien va a dar las mates o la geografía a mis hijos. Y no. No me gustaría que por aquello de la forma de acceso a la Función Pública y los “derechos” que ello les otorga, a mis hijos les “toque” un profesor de historia que enseñe la historia desde una perspectiva que yo encuentre contraria a mis ideas, o que una profesora de lengua use a autores de una determinada corriente o forma de vida haciendo apología de ella en vez de a otros.

      O que un profesor de matemáticas en vez de enseñar y exigir un cierto nivel en los conocimientos que sus alumnos alcancen opte por premiar con la atención “personalizada” al vago, al maleante, a aquel que no se esfuerza o, para ser mas acertado, hacerse el guay y no exigir a los alumnos de manera que esa pesadez de dar la clase mas antipática del insti le convierta a uno en el malo de la película, el antipático del centro. Aunque, luego, si su grupo le cae a otro “profesional” mas consciente del futuro que les espera a los chicos si no aprovechan lo que con el esfuerzo de los contribuyente se les ofrece de manera “gratuita” tenga que bregar con lo que el anterior “profesional” no ha echo, para su desesperación y frustración ¿Quien va a cuestionar la profesionalidad de un compañero funcionario???

      Mire Sr. Profe de Mates. Para mí el aprobar una oposición no significa que uno alcance el nivel de profesionalidad suficiente para enseñar a mis hijos. Al contrario, lo único que indica es que la persona que a aprobado esa oposición sirve para estudiar, pero educar…. es otra historia. Y eso, evidentemente habrá que valorarlo con el tiempo y con los exámenes independientes que se pudiera y que se deberían de hacer para examinar a los alumnos y a través de ellos al os profesores. Conozco muchos casos y se de alguno de ellos que aprobaron la oposición a la primera porque le tocó en el examen final el tema con el que había hecho su tesis……. ¿eso me garantiza la profesionalidad?

      Pues no.

      Y si Eulen o cualesquiera otra empresa participa libremente en un mercado libre y los padres eligen libremente sus centros educativos para escolarizar a sus hijos para mi tienen todo el mérito que hay que concederle a aquel que exponiendo SU dinero obtiene el beneficio otorgado por sus clientes. Los que pagan.

      • profe de mates

        Sr.Bastiat: Mis alumnos, es verdad, no son mis clientes. Y ellos no tienen siempre la razón. Ni sus padres tampoco. Esto es bastante objetivo, sobre todo en la materia que yo enseño, que a veces no tiene vuelta de hoja. Pero se pone en duda la competencia profesional del profesorado como la de pocos gremios más. Yo no voy al ingeniero y le digo cómo tiene que diseñar el puente, ni al médico le digo cómo tiene que hacer el diagnóstico, pero a un profesor cualquiera puede decirle que su trabajo no se hace así, sin saber ni cómo hace su trabajo.

        En el mundo en que vivimos, con el acceso instantáneo, haciendo click, a todo tipo de informaciones sin filtrar, creo que no tiene sentido abrir un paraguas cada vez más grande para proteger a los niños o a los adolescentes de la que está cayendo ahí fuera. De lo que se trata es, ante todo, de enseñar con rigor. De enseñar el rigor también para que acepten o no acepten lo que desde sus principios, o los de sus padres, o los de la lógica o los de la Constitución o los de los Derechos Humanos tengan a bien. Interactuar, en la escuela, con individuos que no son de su misma condición, no sirve para cambiar sus principios ni su personalidad, sino más bien para afianzarse como personas.

        Ellos tienen su criterio. Decía más arriba que ellos saben de nuestra profesionalidad. No son tontos, los niños, y tienen en buena estima a los profesores que más les enseñan, a los que mejor se hacen entender, a los que les exigen. ¿No son esos los que nosotros guardamos con más aprecio en nuestra memoria?


        Sin ánimo de ofender y por deformación profesional: le falta alguna hache de hacer y alguna de haber…

      • Bastiat

        Si profe… alguna me falta y alguna me sobra… Pero es que le doy mas importancia a escribir rápidamente y dejar que el corrector de Word me juegue las pasadas que quiera, como en lo de “es cierro” con lo que empiezo mi anterior comentario.

        De todas formas piense en que yo pasé la selectividad…….. Vaya educación recibí.

        UD. No irá al ingeniero y le dirá como tiene que diseñar el puente, pero sí va al ingeniero y le dirá si el puente ha que diseñado le gusta o no. De igual manera Ud. no irá al cocinero y le dirá como tiene que pochar unas verduras, pero si le dirá al cocinero si el plato que le ha preparado le gusta o no o si tan siquiera volverá a su restaurante…. y así con todo.

        Por cierto, a los médicos y a las enfermeras de la pública, los agreden cada día más… Nadie va a un médico de paga a vociferarle. Simplemente va a otro.

        Y esa es la realidad.

        Lo que lo niños obtengan o no de su educación es personalísimo. Pero lo que es responsabilidad de su padres, en la media en que ello fuera posible, es poder elegir el ambiente y en el entorno en el que quiera que se forme. Y se interactúa igual con unos o con otros. Lo que ocurre es que hay padres que no queremos que se interactúe con gualtrapas y maleducados, que se aprenda a no respetar a los profesores, que ese es uno de los valores que yo defiendo, el respeeto al profesor, no lo dude, y se bastante del tema, porque afianzarse también es vivir valores, y no sobrevivir a la falta de valores del entorno en el que estudia.

        ¿Cómo puede un estudiante mediano creer que esforzarse es bueno si está rodeado de maleducados, bordes, irrespetuosos, cuando no alumnos violentos a los que hay que consentir todo porque las leyes y las normas de la educación de este país así lo impone?

        NO. No creo que eso fortaleza ni afiance su personalidad. Eso, la puede destrozar. De hecho la destroza. Conozco muchos casos de chavales a los que es casi imposible concienciar de que la labor que están realizando es importante para su futuro cuando ven como ejemplos más a los malos, a los que hay que prestar mucha más atención aunque no sea nada mas que para callarlos, que a los buenos, a los que los malos ridiculizan con el consentimiento cuando no el aplauso de algunos profesores que participan de una idea igualitaria de la educación al rebajar los contenidos para tratar de mejorar los resultados estadísticos de aprobados-suspensos.

        Y por supuesto que yo guardo en la memoria a los buenos profesores, seguro que Ud. también. Pero aquellos, en la pública o en la privada, se hacían valer. A día de hoy, en la pública, en muchos colegios, por la legislación que Uds. padecen y que yo critico, se hace muy difícil encontrar profesores abnegados y serios que formen chicos en vez de pastorearlos durante el curso a ver si el año siguiente o no vuelven algunos, o no les tocan en sus clases o simplemente, se logra el traslado para salir de ese sitio que le ha tocado y por el que no tienen apego ninguno.

        Dígame que eso no ocurre.

  4. Si insiste en considerar a la Escuela Pública como una máquina de adoctrinamiento bolchevique, ¿qué más puedo decirle? Sólo que se equivoca rotundamente. Es libre de llevar a sus hijos dónde desee, pero le recomiendo que, como entiendo que el tema le preocupa, al menos se informe bien. Si desprecia una escuela pública democrática y se inclina por una educación dogmática (basada en dogmas), es asunto suyo. Espero que tenga suerte. Ahora bien, exigir a todos que se la paguemos me permitirá decirle que me parece ya fuera de lugar. Que en tiempo de crisis económica y restricciones se destine el dinero público ( sí, también pagado por usted, como pago yo por servicios que jamás usaré) para ello, me parece francamente insólito. Claro, esto responde a intereses muy concretos: debilitar la educación pública, fomentar cierta ideología y conseguir a medio-corto plazo que el que quiera educación pase necesariamente por caja.
    ¿Pintoresquismo? Defender posturas que en el resto de Europa se desecharon en el siglo XIX me parece bastante más pintoresco.

    • Bastiat

      Yo no digo que la Escuela Pública sea una máquina de adoctrinamiento bolchevique. Digo, y así se ha demostrado con la asignatura de “educación para la ciudadanía”, que se ha pretendido con el beneplácito de una gran parte del profesorado. ¿O Ud. considera que dicha asignatura no atentaba contra la moral y las creencias, y trataba de formar cuidadnos conforme al patrón del poder que instituyó dicha asignatura? Conteste.

      La escuela a la que yo lleve a mis hijos no es asunto suyo. Porque no pretendo llevarle a ninguna escuela en la que se adoctrine a los niños en que el socialismo es bueno y la libertad y la propiedad privada es mala. Eso sí sería ir a una escuela dogmática.

      Y yo no exijo que todos me la paguen, sino que como yo la pago con mis impuestos, que ello revierta en mi derecho a elegir libremente dónde llevar a mis hijos. Con su incapacidad para comprender ese simple concepto me está demostrando que no será capaz de salir de su inmovilismo dogmático al pensar que el dinero público es de todos y que sólo si aceptas los dictados de todos tienes derecho a vivir de lo de todos. Luego no me hable de lo que yo crea de la educación pública como adoctrinamiento bolchevique.

      Y mi intención no es debilitar la educación pública. Las leyes y una nada despreciable cantidad de funcionarios de la educación lo están haciendo muy bien ellos solos.

      Y como insiste en el fetiche de que la educación publica sale gratis, y que lo que se busca es que se pague, le vuelvo a repetir el concepto de Cheque Escolar que ya funciona en Suecia…. el ciudadano elige centro y lo paga el Estado, con nuestro dinero…claro. Que no sale gratis.

      No es tan difícil.

      ¡Ah! Eso sí. Al tener que atraer a los alumnos a sus aulas, al tratarlos como clientes en vez de como súbditos, habrá que esforzarse más. Yo no sé en qué dirección responderá la tendencia de la mayoría de los padres, pero si se que yo llevaré a mis hijos a un colegio en que se formen personas, libres, independientes, con criterio propio, competitivas y ambiciosas en lo personal para ser capaces de superar los retos de la vida. Pero respetuosas con el centro, con sus profesores, con sus compañeros. Respetuosas con los valores que se buscan cuando se les matriculan en ese centro.

      Si a Ud. eso le parece pintoresco….. Ud. mismo.

      • Es usted muy libre de llevar a sus hijos a la Escuela Evangélica de los 7 días, a una escuela coránica, o a una del Opus. En ningún momento discuto eso, me parezca mejor o peor. Lo que pongo en tela de juicio es que con los impuestos de todos se subvencionen determinadas creencias y a lo movimientos que las apoyan que, de paso, llenan sus arcas. Prefiero una educación pública de calidad, mire usted, como la que se dan en los paises más avanzados de Europa, dónde lo privado es residual y no digamos lo privado religioso. Respecto a la fenecida Educación para la Ciudadanía, me temo que su único defecto fue no tener mayor relevancia. Nada tienen que ver las febriles fantasías sobre los contenidos de dicha asignatura, propalados desde ciertos medios, con la realidad. La Constitución, los Derechos Humanos, los principios democráticos, ¿le parecen una materia tan funesta? se trataba de señalar lo que es una mímima conciencia de ciudadano frente a la de súbdito. Demasiado para los que añoran los oscuros tiempos del pasado. En fín…

      • Bastiat

        Juegue Ud. a prejuzgar mis ideas en vez de leerme y así le irá.

        Mire. La asignatura de EpC era un intento bastante chusco de adoctrinamiento socialista. Eso sólo puede ocurrir cuando el Estado domina algo tan sensible para la democracia como la libertad educativa. Ud. lo envuelve en palabras como “educación pública de calidad” en el que no hace la menor crítica a los resultados horribles que está teniendo tanto a nivel académico como a nivel de comportamiento de muchos de los estudiantes en las escuelas y los centros educativos. Eso no es calidad, por muy pública que sea.

        Y tengo que insistir. La educación privada no es residual, sino el refugio de aquellos que pueden pagarse una educación verdaderamente de calidad. Lo público huele. Y si no…. vaya a Suecia… Insistoooo. Suecia. Cheque Escolar. Libertad de elegir, mejora de la calidad educativa y de los resultados, es decir, de la calidad educativa.

        En cuanto a los contenidos de tan funesta asignatura impuesta por el poder político en claro atentado democrático….. La constitución. Eso se puede estudiar en historia o en geografía…. Le suena. Los derechos humanos. Igualmente Y los principios democráticos… Mejor practiquémoslos. Respeto a todas las ideas, libertad individual y libertad de elección. ¿Eso lo permite su sistema estabulado estatalizado????

      • Su discurso, permitame, sigue una deriva cada vez más errática y lo siento. es usted quien no lee y a menudo tergivesa mis palabras. Lo de la Educación cívica como adoctrinamiento lo tienen muy bien aprendido, pero francamente, para quien conoce la realidad y no actúa de oídas mueve a la sonrisa. Curioso argumento por parte de quien cree solemnemente en una escuela sometida a una doctrina absoluta muy concreta. La escuela pública debe mejorar, es cierto. Nunca he pintado un panorama idílico. Claro, en la escuela pública no se escoge a los alumnos, no todos cuentan con un respaldo social, cultural y económico, por ello es precisamente tan necesaria, por ser una garantía de igualdad ante el acceso al conocimiento. Por eso es tan importante respaldarla. Para que cualquiera, tenga o no medios económicos, pueda acceder allí hasta dónde se proponga. La educación pública no es una conquista de hace tanto tiempo y a algunos les molesta que este sector se les haya arrancado de las manos. Por eso se le resta apoyos. En Europa, repito lo público es la norma y lo privado la excepción. Insulta a un sistema entero y a sus profesionales sin conocerlo. Muy bien. En ningún centro como en uno público se encontrará mayor respeto a cualquier idea y a la libertad individual. Desde luego en muchos de aquellos de los que usted pregona las excelencias no tienen noticia de eso.

      • Bastiat

        Habla Ud. sin saber con quien está hablando. Hace juicios de valor basado en sus prejuicios.

        Le recuerdo que el encabezamiento de este hilo es contra la enseñanza de la religión en la escuela pública. Yo le contesto que todos los cuidadnos tienen el derecho a que lo publico refleje sus inquietudes morales. Ud. lo niega. Y no sólo eso, sino que apoya que se adoctrine a los futuros ciudadanos y, por tanto, futuros votantes, conforme a los valores del poder político que ha dictaminado que tal asignatura exista, y que controla su contenido, como un valor democrático. Y sin embargo, ahora, cuando el gobierno ha cambiado democráticamente lamenta su desaparición……

        Ignora lo que es la democracia porque ignora lo que es la libertad.

        En ningún momento he dicho que los que no tienen posibles no estudien. De hecho el Cheque Escolar, del que nada me ha dicho, lo que elimina es esa posibilidad. Lo que facilita el Cheque Escolar es la libertad de elección de los padres para educar a sus hijos, y Ud. lo denigra puesto que insiste una y otra vez en que serán en colegios elitistas, reaccionarios y cavernícolas como si en un mundo libre Ud. no pudiera montar junto con aquellos con los que comparta ideas un colegio que ofrecer a los padres que piensen que la forma correcta de educar es la suya un lugar en el que hacer realidad esa forma de educar.

        Hasta en eso ignora lo que es la libertad. La libertad que Ud. tiene de ofrecer libremente una opción distinta. Niega a los padres ese derecho usando el espantajo de la imposibilidad de tener colegio sus hijos por no poder pagarlo, cosa que el Cheque Escolar elimina. Y no contento con ello se niega a arriesgar su capital humano en ofrecer una alternativa a la caverna y todo por obligar a la gran mayoría de la ciudadanía a seguir un patrón impuesto por el Estado en el que Ud. se encuentra cómodo al no arriesgar nada si todo sigue como hasta ahora.

        La pregunta entonces es…. ¿Defiende Ud. la educación publica como conquista social o porque defiende su puesto de trabajo?

        Recuerde que ya le he dicho que el derecho a la educación no tiene porqué ser garantizado por la escuela pública. Y lo que se ha de defender es el derecho a la educación. No su forma de vida.

      • Ah, y usted si sabe con quien está hablando… Dice que tengo prejuicios, pero parte usted de una Verdad Revelada, una Verdad Absoluta. Curioso. No conoce la realidad de los institutos públicos pero sigue insistiendo en que allí se adoctrina, como si estuvieramos en escuelas soviéticas o en los tiempos del franquismo. No es precisamente en esta escuela en la que se adoctrina, en la que se modelan mentalidades. Le repito que eso es ridículo, pero bueno, es más cómodo pensar así, ¿verdad?

        ¿Le gusta Suecia? A mí también. Hace siglos que se liberaron del lastre del catolicismo. Mientras aquí rezábamos el rosario y nos dedicábamos a devociones, allí pensaban y creaban una sociedad basada en principios cívicos y éticos que les han permitido hace tiempo llegar a ser una sociedad tolerante y moderna. Hoy en día un 85% de la población se declara agnóstico o ateo. ¿Carecen de valores? ¿Son personas mucho peor que usted o que yo? No lo creo. ¿Lo cree usted? En una sociedad así el experimento del cheque escolar quizás puede funcionar, no lo sé. Y digo experimento porque sólo está vigente allí, en Nueva Zelanda y en dos o tres estados más. Mire, yo puestos a mira al norte, refiero el modelo finlandés: escuela gratuita pública. Resulta que sus resultados son, según todos los informes, los mejores del mundo. ¿No sería eso lo más deseable? ¿Y que cada cual cultive sus creencias, las que sean, en otros ámbitos?

        En fín, se cree usted en la potestad de dictaminar quien cree o no en la libertad. Que bien!!. Y claro, eso a mí no me toca. Por supuesto que defiendo la escuela como una conquista social ahora en peligro, como defiendo una sanidad pública también en peligro y tantos y tantos derechos sociales ahora atacados.

        Y mire, no voy a caer en decirle otro tanto a usted. No creo que usted no defienda la libertad. Voy a tenerle un poco más de respeto que el que usted demuestra. Simplemente, creo que se equivoca.

  5. Bastiat

    Si, pero veo que Ud. lo primero que quiere es imponer la escuela pública. Yo no. Yo quiero que la gente tenga libertad de elegir. Y en cuanto al a escuela a la que yo llevara a mis hijos… ¿porqué imagina Ud. que sería una escuela católica, retrógrada e integrista? ¿No será por esa particular forma de pensar de la izquierda que o estas con migo o estas contra mi? Pues no. Ya le describí mi ideal de escuela. Y en ningún sitio hable de religión. Pero como yo defiendo el hecho de que en la escuela pública estén representadas las inquietudes morales de la sociedad, dando oportunidad a aquellos padres que quisieran que sus hijos tuvieran ese tipo de formación, al fin y al cabo la pagan con sus impuestos, pues Ud. no. Piensa que el defender el derecho a hablar de todos le convierte a un en nazi… por lo menos.

    Y en su defensa de la libertad está el negar ese mínimo derecho a sus padres.

    Y luego me viene con educación comparada a nivel mundial.

    No me cabe la menor duda que lo que mas hay es educación pública a… Pero… ¿es que teme Ud. a la evolución de la sociedad? ¿O lo que quiere realmente es…. dirigirla?

    Porque el afirmar que no conozco la educación pública, la de los institutos… es mucho aventurar. Insisto… no afirme sin conocer. Y los libros, y los temarios los imponen los políticos…

    ¿A Ud. le parece eso correcto?

    Contésteme a esto…. negando el derecho de los padres a elegir y el poder optar por una educación religiosa en los centros, impuesta eso por el poder político, ¿cómo evitaría que el poder político usara la educación para adoctrinar?

    • Le felicito se está usted convirtiendo en el más ferviente seguidor de este blog. Lo visita más que yo mismo. Pero tengo que decirle, disculpe, que se repite un poco.

      ¿Imponer la escuela pública? ¿Está en mí, la capacidad de imponer algo? ¿Por quién me toma? Lo único que hago desde este modesto blog, es defender un sistema público de educación que en la Comunidad de Madrid viene sufriendo una política de abandono y gradual desmantelamiento, de tal manera que hoy, el 55% de los centros son ya concertados/privados frente a aproximadamente un 45% públicos. Y donde las previsiones son la de reducir aún más el porcentaje de los centros públicos (Escuelas infantiles, Colegios de Primaria, Institutos…) dejando el sistema de educación en manos de congregaciones y órdenes religiosas (casi el 90% de concertados y privados son religiosos). De este modo se persigue que el que quiera educación tenga que pasar por caja y haya de tragar, salvo excepciones, con un adoctrinamiento ideológico y/o religioso.

      Insiste en desconocer que el funcionamiento de un centro público es democrático, que está regido por un Consejo Escolar en que se integran representantes de padres, profesores, alumnos y personal, que tiene un papel decisorio en el centro. Ignora que el Director y demás miembros de Junta Directiva son elegidos democráticamente al contrario de lo que sucede en otros centros, donde quien decide es el patrón en función de sus intereses como en cualquier negocio, o donde la autoridad la tiene la Excelentísima Madre Superiora. ¿Habla de adoctrinamiento?. Debería pasarse por alguno de los centros de los referidos en este blog.

      Lo que la Escuela pública garantiza es la neutralidad ideológica. No debe nada a nadie, no obedece a ningún interés particular ni económico, ni religioso. Incluso hoy por hoy, y aunque a algunos no nos parezca muy adecuado, la asignatura de religión es una optativa que abarca dos horas del horario lectivo.

      ¿Ya no le atraen tanto los ejemplos de los países nórdicos? ¿El exitoso caso mencionado de Finlandia con prácticamente el 100% de escuela pública? ¿El de Noruega, con aproximadamente el 98.5 % de los niños en la escuela primaria y 96% de los alumnos en la escuela secundaria que asisten a las escuelas públicas?

      Garanticemos primero a todos una educación pública de calidad. Cada cual puede elegir, pero el que quiera otro tipo de educación, como el que quiera ir a un hospital que parezca un hotel de cinco estrellas- aunque recibiendo probablemente peor atención que en uno público-, no debería esperar que su decisión se la paguemos entre todos

  6. Bastiat

    Pues que esa es la falacia.

    En el momento en el que se me exige un pago obligado de impuestos para garantizar la escuela pública, se me están negando la posibilidad de elegir otro tipo de escuela.

    ¿No la pago? ¿No me obligan a pagarlo? ¿Por qué entonces no puedo elegir dónde quiero yo llevar a mis hijos a estudiar?

    Su respuesta. Ud. esta obligado a pagar para garantizar la escuela pública. Si quiere otra escuela páguesela Ud..

    ¿No le parece es una imposición?

    NO. Ud. es libre de pagar una vez o dos………….

    Vaya…¡es verdad!

    Dicho eso. El hilo que Ud. propone habla de estar en contra de que se enseñe religión en la escuela pública, que como he dicho antes es algo a lo que los que no tenemos muchas posibilidades de elegir tenemos que ir si o si, porque no vamos a pagar dos veces. Es o publica y es obligatoria para el que no puede pagársela, esa es la consecuencia.

    Uno debería poder elegir en el lugar en dónde estudiar. Eso es garantizar una verdadera libertad educativa. De proposición de modelos educativos, ideológicos, y de libertad de elección de los padres de cual es el que más le conviene. No que Ud. imponga, o pretenda imponer, porque el hecho de que se mantenga ese derecho de los padres a poder recibir educación religiosa en los centros de todos, garantiza que todos tengan reconocidos esos derechos a recibir sufragado por el erario público ese tipo de formación. Y Ud. pretenden que no sea así.

    Pues dé libertad.

    Si en la Comunidad de Madrid han aumentado tanto la educación privada y concertada se debe a que los padres han empezado a elegir ya en cuanto se les ha dado oportunidad. ¿O es que a esos padres se les obliga a llevar a sus hijos a esos centros? Y no porque no se invierta, en España se está gastando mas que nunca en educación, sino porque las leyes educativas, un desastre la Logse, entre otras cosas por ese concepto de la educación como democrática, que no es democrática, que 2+2 son cuatro y no depende de lo que diga el claustro donde se pueden aprobar a alumnos de manera democrática quedándoles 3 y hasta 4 asignaturas. Donde las normas de régimen interno son absurdas por garantistas a favor de los alumnos hasta el punto que los profesores son los presuntos culpables en cualquier hecho. O que para tomar una medida disciplinaria hay que rellenar formularios y someterse al escrutinio de equipos directivos, que en la mayoría de los casos no surgen de procesos electivos, sino que ante la dificultad de ejercer el cargo son designados por las direcciones provinciales a las que se someten y que están incitadas a conseguir un índice de aprobados-suspensos mas alto que el que muestre el verdadero nivel educativo. No importa el que aprendan sino el que aprueben.

    Esa es la realidad.

    Y si le añadimos a ello el que los profesores en su mayoría están siempre de paso en los centros, los interinos porque son interinos, y los fijos que caen en centros conflictivos rezando por coger un traslado que los libre del marrón en el que han caído, tenemos centros que están desestructurados ante la falta de compromiso con el centro porque, como dijo uno, lo que es público no es de nadie,……. y nadie se hace responsable.

    Pero si Ud. quiere dar un tipo de educación determinada, laica parece ser, en Madrid puede, porque haberlos ahílos, montar una cooperativa y ofrecer a los padres su modelo.

    Como dijo Eric Fromm… Ud. tiene un poco de miedo a la libertad.

    Y por cierto. Lo que verdaderamente lamento es que no participe Ud. más en su propio blog, porque aquí vengo a debatir, a intercambiar ideas, y que no consiga que nadie más lo haga. Porque del debate de ideas se consigue fomentar un espíritu critico, eso que Ud. demanda que sea enseña de la Educación Pública.

  7. Bastiat

    Algo me dice que me has borrado un comentario.

    Pero como no soy rencoroso se ofrezco la oportunidad de ver otro punto de vista y me expliques después si es o no una imposición

  8. Bastiat

    Vaya… no….

    Es que todavía no me has….. “moderado”

    • No se sulfure, ni se impaciente, hombre!! ¡ Hay más cosas en la vida además de este blog!! Además, si ya parecíamos casi de la familia!! Eso, si exceptuamos algún exabrupto o calificación improcedente que, llevado de su “vehemencia”, se le escapa de vez en cuando y de las que no veo que se disculpe.
      Estos comentarios aparte, lo cierto es que creo que ya se han expuesto las ideas de cada uno. Creo que sus argumentos se repiten y me obligará a mí a repetirme y eso no puede ya interesar a nadie.

      ¿Se imagina que alguien que se rodease de guardaespaldas pidiera con ello al Estado que le dispensara de la parte de sus impuestos dedicados a seguridad?¿ O que le reintegrara su importe? O que alguien, argumentando que sus principios se lo impiden, se niegue a usar el transporte público (metro, autobús) y solicite un cheque-transporte para sufragar sus gastos de desplazamiento? ¿ O que un señor pida que se le devuelva la cantidad de impuestos destinada a la Justicia, porque considera que, llegado el caso, ya hará justicia por su propia mano? ¿ U otro que, porque confía el cuidado de su salud a un chamán amazónico con taparrabos incluido, pida que le devuelvan parte de sus impuestos para pagar sus honorarios al dicho chamán ?

      Supongo que le cuesta imaginarlo….

      ¿Y porqué en la educación ha de ser diferente?

      Por otro lado, ¿le preocupa que desde la educación pública se adoctrine? ¿Considera que la población finlandesa, noruega, alemana o francesa, entre otras, educada mayoritariamente en la escuela pública ha sido adoctrinada por sus gobiernos y convertidos en babeantes autómatas?
      Me parece que si alguien tiene miedo a la libertad ese es usted. Le asusta que la gente sea libre, que tenga una educación libre de dogmas. Los dogmas son muy cómodos y confortan mucho, pero no nos hacen libres precisamente… En todo caso, que las creencias de cada cual las asuma libremente pero no le sean impuestas. Y me temo que el deterioro deliberado de lo público y el favorecimiento de lo privado contribuyen a esa imposición. Privando de medios a la Escuela Pública, degradándola, contribuyendo a su deterioro, se consigue que los padres, ahuyentados, se pasen a otro tipo de colegios, quizás no muy de su agrado, pero que consideran puedan ser mejores. Si además se difama al profesorado, o tal y como usted hace, se transmite la idea de que son unos profesionales derrotados y huidizos, pues miel sobre hojuelas. ¿No?
      Evidentemente, la escuela pública no está exenta de problemas y debe mejorar, pero eso no se logrará aumentando la ratio y reduciendo sus presupuestos y personal. Detrayendo cantidades para otorgarlas a centros privados se contribuye a polarizar los centros, convertir a unos en guetos y a otros en centros elitistas. Se polariza así también la sociedad. Se genera de un lado, miedo, y recelo, del otro, frustración.
      Volviendo a su querido cheque-escolar sueco. Suecia es seguramente el país con más carga impositiva del mundo. Los ingresos del estado a través de los impuestos son muchísimo más altos que en un país como el nuestro. ¡¡ No sé qué le parecería esa situación de Suecia a su venerado y decimonónico economista liberal Frédéric Bastiat, pero no creo que le gustase!! . Con unos impuestos tan elevados y una educación privada minoritaria, es posible que el estado se pueda permitir el lujo de subvencionar esa educación. En un estado como el nuestro y en la presencia de una situación de precariedad económica como en la que parece que estamos, no me parece justo restar presupuesto y medios a la educación pública, hundiéndola y proporcionárselo a la privada mediante el aumento de subvenciones , desgravaciones, ni mucho menos mediante esa fórmula que usted propugna.

      Vuelvo a repetirlo, lo que me parece imprescindible es el mantenimiento, fortalecimiento y mejora de una educación pública que garantice a todos la formación. Una educación acorde a los principios democráticos propios de un estado como el nuestro. Si más adelante nos sobrara el dinero ya veríamos si no los gastamos en chuches o en sufragar chamanes amazónicos ( taparrabos incluido).

      Y le reitero, creo que las argumentaciones respectivas van estando ya suficientemente expuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s